Santiago Maldonado w

Nos hubiera encantado que estuviera en el autoservicio de Entre Ríos, o haciendo dedo y luego en un camión, o quizá en Chile, incluso cortándose el pelo en San Luis, por que eso significaría que estaba vivo, y que las fuerzas de seguridad y la derecha habría aprendido durante estos más de 30 años de democracia que los conflictos no se arreglan con violencia estatal.
Pero recibimos la peor noticia, apareció un cuerpo plantado sospechosamente y era, según dice su familia Santiago Maldonado.
Nuevamente un laburante (artesano), nuevamente un joven, nuevamente una persona que vive su vida para acompañar el reclamo de justicia de otrxs. 
Nuevamente bajo esta administración ser laburante, ser joven y militante vuelve a transformarse en suficiente justificativa para aplicar todo el peso de la violencia ejercida institucionalmente.
Nuevamente el Estado, conducido por lxs integrantes de la Segunda Alianza #Cambiemos, pone en marcha su desproporcionado poder para encubrir el crimen, para desviar la investigación o para pagarle favores a las fuerzas de seguridad.
Estamos tristes por que fue asesinado un joven y la manera en que se produjo el hecho a algunxs más grandes y a otrxs por escucharlos a ellos, los peores recuerdos.
Pero a pesar de todo estamos y vamos a seguir estando, para pelear contra tanta muerte. Porque no nos han vencido y porque vamos a volver.

Colectivo Federal Choripan&Vino