Uno de los versos del periodismo militante pro-macrista es la existencia de algo asi como el "periodismo objetivo". El periodismo objetivo, en esta sanata, es un periodismo supuestamente puro y lejos de toda mancha de la postura personal del periodista. En contraposicion del periodismo objetivo seria el "periodismo militante". Basicamente el periodismo militante seria un periodismo panfletario, donde la opcion politica del periodista va por encima de la informacion a dar.

 

La verdad es que esa dicotomia es una paparruchada: los periodistas son seres de carne y hueso que manejan datos con mayor o menor rigurosidad. La postura del periodista no se puede borrar porque no se puede arrancar la carne, lo que se puede exigir es que haya un esfuerzo en busqueda de la rigurosidad con los datos de la realidad. El periodismo militante de Clarin es eso: militante. No tiene rigor, solo busca el impacto, como bien lo confesó un periodista del multimedios que dijo que hizo "periodismo de guerra". Ahora hacen periodismo de ocupacion. Con el mismo rigor: ninguno.

A los periodistas no se les puede exigir que sean angeles impolutos incontaminados por su postura politica personal, pero si se les puede exigir que sean rigurosos con los datos que tienen, que los entreguen todos y que por sobre todo que no mientan. 

Y Victor Hugo, Navarro y el Gato Sylvestre hacen honor a un periodismo riguroso desde sus posturas politicas, a contramano del periodismo trucho y militante de quienes antes hacian la guerra y ahora hacen ocupacion.

Powered by OrdaSoft!