Madres 01 b

Desde que asumió el Gobierno de la Segunda Alianza #Cambiemos, se ha intentado desmontar una de las políticas reparatorias más contundentes que existían en Argentina desde que volvió la Democracia. Primero los Juicios a las juntas en 1985, que se realizaron bajo la concepción de la Teoría de los 2 Demonios, le daban a la sociedad y al mundo un mensaje contundente e inédito: Nuestra Democracia no se va a fundar en la impunidad o en el olvido. Luego la corporación militar y de los negocios cómplice de ella en la Dictadura cívico Militar de 1976 a 1983, impulso las Las Leyes del Perdón, el indulto ya con Menem en el Poder.
Solo el escrache y la movilización constante de los organismos de Derechos Humanos, lograba mantener viva la llama de aquella pelea, que una democracia no se puede fundar en la impunidad en el olvido. Esa lucha se reunión con las luchas del presente: EL Estado que olvidaba e indultaba a asesinos de masas, era el Estado que privatizaba, que dejaba sin trabajo a mas de un cuarto de la población activa.

Cuando se reformó la Constitución, llegó un avance al cual en ese momento no se le dio importancia, y que fue darle status constitucional a los pactos que Argentina firma con diversos colectivos de naciones, Carta de Derechos de la ONU, Pacto de San José de Costa Rica, y que hacían que Argentina forme parte del Sistema Inter-Americano de Derechos Humanos. en esos pactos reza que los crímenes de lesa humanidad son imprescriptibles y ademas que la apropiación de menores o el robo de bienes habían quedado fuera del alcance de los indultos o las leyes del Perdón.

Escraches, juicios por la verdad o juicios en otros países fueron atajos que se tomaron, y que hicieron de la Argentina el único lugar donde los asesinos circulasen libres, los escraches funcionaban para hacer saber a cada vecina o vecino quienes eran lxs genocidas que vivían en su barrio.
La anulación de las Leyes del Perdón permitieron que se sustancien juicios y en un proceso inédito en el Mundo, Argentina lograba juzgar a quienes habían cometido crímenes contra la humanidad en nombre del Estado, hecho que no se logró siquiera en Alemania después de la Segunda Guerra Mundial (el juicio de Nûremberg contra criminales de guerra nazis lo realizo Estados Unidos y no la propia Alemania).

La apropiación de menores, la apropiación de bienes y la desaparición forzada de personas, son delitos permanentes, lxs nietos nacidos en cautiverio siguen desaparecidxs, los bienes apropiados como Papel Prensa siguen en poder de sus apropiadores y lxs desaparecidxs, salvo algunos casos, siguen sin aparecer.
Mientras haya un milico asesino libre, ese delito va a seguir cometiéndose, mientras no se sepa la verdad y que cada familia sepa que paso con su familiar desaparecidx ese delito sigue cometiéndose. Por eso, es que nunca se pensó en que pudiesen gozar de beneficios que cualquier preso puede gozar, como por ejemplo la Ley del 2 X1 mientras tuvo vigencia (1994/2001).

Una de lxs Jueces que fallo en favor de los asesinos sobre el 2x1 en otros casos similares había fallado distinto, pero claro, había otro Gobierno con otra postura. Lxs otros dos jueces fueron colocados por decreto y a comisión por el actual Gobierno, es decir, que estamos ante un Gobierno que intenta cambiar las políticas de Derechos Humanos que son reconocidas en el mundo entero.

Es por eso, que el Miércoles 10 de Mayo todas y todos tenemos que marchar a la Plaza de Mayo a pedir que lxs asesinxs de masas, genocidas, no gocen de un beneficio que no les corresponde, y Estado, Gobierno y Jueces no quieran volver la Historia hacia atrás, hacia lugares de tanto dolor.
Por ultimo, una reflexión, el Estado que se rehúsa a castigar los excesos y la violencia institucional del pasado, le envía un claro mensaje a las fuerzas de seguridad actuales, de que los delitos que comentan, con la excusa de mantener el orden no serán revisados ni castigados.

MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA. NO NOS HAN VENCIDO.

Choripan & Vino

Powered by OrdaSoft!