Por Filosofía Rock

 

filorock5

El pasado 24 de marzo fuimos millones de personas a todas las plazas del país a recordar el comienzo de la Dictadura Civico- Militar más siniestra que hayamos vivido. Por lo general, se celebra el 30 de octubre y el 10 de diciembre de 1983 como su final. Se habla mucho del 2 de Abril y de la guerra, se exalta el rol resistente de los organismos de derechos humanos que visibilizaron ante el mundo la el genocidio perpretado por los milicos, se habla de que la Dictadura se comienza a desmoronar a raíz de la derrota militar en Malvinas, como si a lo largo del Siglo XIX y XX no hubiésemos tenido frustraciones con ese tema y a pesar de ello quienes motorizaron el reclamo por Malvinas, a pesar de resultados infructuosos, han ganado en legitimidad antes que perderla. ¿Qué queremos decir con esto? Que siempre parece que faltan allí algunas dimensiones que visibilizar del Proceso de Reorganización Nacional: la Dimensión Económica, y la Represión Brutal sobre el Movimiento Obrero aparecen siempre en un segundo plano. ¿Porqué arrancamos diciendo esto? Por qué mañana es 30 de marzo y el 30 de marzo es una fecha donde sea hace presente en la Plaza de Mayo el Movimiento Obrero y que es brutalmente reprimido en Buenos Aires y en filorock2las principales plazas del país. Ese hecho marcó la cuenta regresiva de la Dictadura. La aparición del Movimiento Obrero intentando ocupar el principal teatro de la política argentina, generó la fuga hacia delante de la Dictadura militar hacia la Guerra de Malvinas. Entre 1976 y 1983 dirigentes y activistas sindicales fueron muertos, presos, desaparecidos, exiliados. Las cifras, aunque imprecisas, tienen contornos siniestros y horrorosos; se cuentan no por individuos sino por centenares, por miles, según algunos organismos de DDHH el 67% de los detenidos desaparecidos eran docentes, empleados “Cuello Blanco”, u Obreros Industriales. Hubo ejecuciones en las fábricas y violencias físicas y psicológicas tendientes a aterrorizar a los obreros. Se prohibieron asambleas y reuniones. Se montó un sistema complejo de prevención: el reclutamiento obrero comenzó a hacerse de modo provisional; solamente después de informar a inteligencia de las fuerzas de seguridad y recibida la respuesta de éstos se adquiría una relativa estabilidad en el trabajo. La estabilidad en las fábricas o establecimientos comerciales dependía ahora no solamente de la eficiencia, de la clasificación o de la disciplina sino de la adaptación ideológica. Hubo conflictos incluso nacionales totalmente acallados por los grandes medios de comunicación como la conculcación de conquistas laborales en las empresas energéticas y la posterior represión sobre la Federación de empleados de Luz y Fuerza que se cobró la desaparición del dirigente sindical peronista ortodoxo Oscar Smith.

filorock4La dictadura militar no solo implementó políticas represivas, intento imponer una nueva cultura sindical, el llamado profesionalismo: la tarea de las organizaciones debe estar vinculada no a las condiciones de vida de los laburantes sino a su crecimiento profesional, la concreción de una carrera que aumente su productividad y competitividad, para ello creo la Comisión Nacional de Trabajadores allí se congregaron dirigentes como Armando Cavalieri (Empleados de Comercio de origen socialista), Luis Barrionuevo (Gastronómicos, un ex matón de la Asociación Obrera Textil que se metió en el sindicato gastronómico al ser nombrado interventor en la sección san Martín del mismo), Jorge Triaca (Padre, un empleado contable del sindicato de plásticos, Baldasini (del gremio de Telepostales). Los principales sindicatos se encontraban intervenidos y con sus conducciones detenidas o exiliadas, la conflictividad se daba a nivel seccional o a nivel de las comisiones internas. Por ejemplo el cordón industrial de la zona norte del conurbano, la empresa EPEC en Córdoba, o la movilización de trabajadores bancarios para reafirmar su pertenencia sindical cuando la dictadura hizo caducar su afiliación sindical. Esta particularidad motivó que ante la debacle económica de las políticas económicos de la dictadura: cierre de fábricas, pérdida de poder adquisitivo y de participación en el PBI, desindustrialización, surgieran dirigentes de gremios pequeños, o periféricos que por ese hecho no fueron intervenidos: Camioneros (Ricardo Perez), Cerveceros (Saúl Ubaldini), Taxistas (Roberto Garcia), Astilleros Navales, Farmaceuticos (Di Pasquale y Ferraresi), Tabacaleros (Roberto Digón), Municipales Bonaerenses (Geronimo Izzeta), Smata alrededor de ellos comenzaron a congregarse dirigentes de segunda línea de grandes gremios que asumían esa representación por ejemplo Hugo Curto de la seccional del Tres de Febrero de la UOM, que solía usar al Sindicato del Vidrio para congregar la resistencia sindical de la zona de San Martin, Tres de Febrero, Morón, etc. Este último agrupamiento fue conocido como comisión de los 25 y encabezó una resistencia organizada a las políticas económicas y represivas de la Dictadura. El 27 de abril filorock3de 1979 convocó organizada en la clandestinidad, de altísimo acatamiento en el Gran Buenos Aires,y que logró que la Dictadura tuviera que otorgar un aumento salarial, multitudinarias marchas bajo el paraguas de distintos sectores vinculadas a la Doctrina Social de la Iglesia (las marchas a San Cayetano por Paz, Pan y Trabajo). Ya hegemonizando la CGT, esta comisión decidió que el 30 de marzo de 1982 se desarrollase una huelga general nacional y se decidió ocupar el escenario principal de la política, la Plaza de Mayo, fue demasiado para la Dictadura, una brutal represión intento impedir la masiva movilización de los trabajadores, la dictadura estaba herida de muerte. Los milicos prefirieron rendirse a los ingleses antes que mostrarse expulsados del poder frente a los trabajadores. Damos este breve repaso histórico, para dar un vuelco hacia nuestra propio pensamiento nacional. La plaza el pasado 24 de marzo se vio colmada en un grito por Memoria, verdad y justicia, que luego, lamentablemente pocos medios visibilizaron al otro dìa en las tapas de sus diarios. Esa es la importancia del 30 de marzo y la Plaza de Mayo. Un 17 de octubre la movilización obrera a la Plaza de Mayo, colocó al movimiento obrero como uno de los factores de poder en Argentina y el intento de de los trabajadores de ocupar la Plaza de Mayo el 30 de marzo de 1982. Esa es nuestra fibra y nuestra historia.

filorock1



Powered by OrdaSoft!